Maravillosa historia de Azogue, Alcatraz, Batro y Estoquillo.

Por Arturo Montory G.

Bayo León, nacido en 1858, de don Pedro de las Cuevas paso a poder de don Ignacio Fuenzalida en 1861 y en 1868 fue adquirido por don Pacifico Encina para su criadero en Loncomilla donde murió en 1891 a los 33 años, allí lo conoció mucho y en detalle su hijo don Francisco Antonio Encina A.  que fuera el propietario del criadero El Durazno, ubicado en Las Cabras, criador que fue además un gran zootecnista y jurado de exposiciones.

Don Uldaricio Prado en su legendario libro El Caballo Chileno, describe al Caldeado y a su hijo Bayo León con gran detalle, y también se refiere al barroso Azogue, nacido en Loncomilla en 1897, y que en realidad fue criado por don Francisco A. Encina, pero luego vendido y por ello lo inscribieron los hermanos Luis y Alberto Correa Valenzuela para el criadero Los Torunos, cuya inscripción en Stud Book adjunto, y por ello en la exposición de 1913, ya figura a nombre de ellos.

Dice don Uldario de Azogue: “Quiso don Francisco Antonio Encina restaurar el Bayo León y para ello y unió derivados de él, pero no le gusto y lo vendió. Azogue es uno de los generadores de más mérito de la Raza Chilena actual, en lo morfológico y también como motor útil. Es un excelente animal de silla, sufrido y de gran energía para el trabajo”.

En un párrafo siguiente dice en la parte de abajo: “En 1913 este criadero de La Laja adquirió de Los Torunos el potro Alcatraz, hijo del premiado y campeón Azogue, con el cual no trepidamos en augurar a este centro caballar, un éxito seguro y porvenir floreciente”.

Alcatraz nació en criadero Los Torunos y su madre Bandurria fue excepcional de “silla de patrón” y seguramente buena vaquera.

Adjunto también descripción de Azogue, descripción escrita por don Francisco Antonio Encina A. en artículos en Anuarios antiguos.

Alcatraz se reprodujo en criadero Curiche de don Estanislao Anguita A.

El bayo El Durazno Batro y Estoquillo:

Dice artículo de don Hernán Anguita Gajardo en 1966: “El señor Encina quiso reconstituir el Bayo León y cruzo la yegua Lila, propia hermana de Azogue, con los potros Damasco y Batro, donde nació Estoquillo y Batro”.

“No le “llenaron el ojo” y ambos los vendió”.

“Estoquillo perteneció a don Jesús Regalado Bustamante de Teno, y ahí nacieron los caballos Tesoro, extra de corrales y Rancherito”.

La collera Rancherito y Negury empataron Campeonato Nacional en Los Ángeles en1962, montados por Julio y Oscar Bustamante, tío y sobrino. Negury era hijo del potro Malito por Estoquillo.

Sobre el Batro, dice:

“Cruzo el Damasco con Palomita y nació el Batro, que tampoco le gusto y regalo a don Gil Letelier”.

Adjunto texto de artículo de ello.

Batro es padre entre otros de Zancadilla madre de Andrajo, Rascucho padre de Reserva y Talavera.

Con esto quiero llamar la atención sobre la figura de criador y zootecnista de don Francisco Antonio Encina A. el cual nunca es nombrado entre los grandes criadores y aquí una prueba de su genio.

Y por su afán de reconstituir el Bayo León logro esta extraordinaria descendencia.

Fotos:

1.- Azogue

2.- Batro

3.- Rancherito y Negury por Malito hijo de Estoquillo

4.- Alcatraz